jueves, 4 de julio de 2013

¿Educar en casa? Entrevista en Zurda Magazine

“El hecho de educar en casa no significa necesariamente estar en contra de la escuela, porque puede parecer un ataque al sistema y no es eso, hay gente que educa en casa porque cada niño es diferente y tienes que ser capaz de ver eso” 
Entrevistamos a Laura Mascaró, presidente de la Plataforma por la Libertad Educativa, quien nos cuenta acerca de la educación en casa, una opción que han tomado muchas familias alrededor del mundo y que recientemente se plantea con más frecuencia en algunos hogares. Una modalidad que, aunque histórica, genera interrogantes acerca de su efectividad y las consecuencias que pueda tener en quienes reciben este tipo de educación.


Laura asegura que la educación en casa puede ser incluso más efectiva que la recibida en la escuela “Yo pienso que la mejor garantía de que esto funciona es el hecho de que los niños están aprendiendo y muchos se están incorporando después a la educación formal sin ningún problema, incluso están avanzados con respecto a los otros, sólo que han llegado por un camino distinto” Además indica que no es algo nuevo: “Siempre se ha educado en casa, el invento nuevo es la escuela que tiene unos 200 años, pero siempre, desde las cavernas, los niños han sido educados por sus madres y sus comunidades. Lo que se está viendo en el presente es una crisis del sistema escolar, por ello han surgido teorías pedagógicas alternativas tanto dentro como fuera del sistema” 

¿Desde hace cuanto se está implementado esta alternativa al sistema educativo en España?
 Los primeros fueron a finales de los años 70, se usaba sobretodo con personas extranjeras, familias que de repente por mantener su idioma o cultura no escolarizaban.

¿Cuántas familias están optando por hacer homeschooling en España a día de hoy?
Exactamente no lo sabemos, porque muchas de las familias viven bajo el radar por miedo a las denuncias, no hay un registro, no hay un dato oficial,  hay gente que vive escondida para que no le encuentren. En los últimos cinco años ha crecido mucho por dos motivos: uno es porque quizá han tenido problemas en la escuela tipo bullying y prefieren arriesgarse a una denuncia que seguir en una escuela, por otro lado, ha habido un auge de criar con apego, personas que han tenido un parto respetuoso, una lactancia maternal a demanda extendida, a no castigar, que dan a sus hijos un tipo de crianza positiva, entonces cuando llegan a los 3 años de edad no le llevan a una escuela, o cuando llegan los 6 años continúan educando en casa porque el sistema escolar choca con la forma que ya han tenido de criar.

¿Por qué se esconden algunas familias o niegan que sus hijos son educados en casa?
Yo pienso que no es buenos que nos escondamos como colectivo, pero entiendo que una persona no quiera arriesgar a su hijo por el beneficio del colectivo, yo soy la primera que me gustaría cambiar el sistema pero no voy a permitir que mi hijo sea la víctima mientras yo lo intento, por eso también muchas familias prefieren que nadie las encuentre o no hablar del tema y seguir educando como ellos quieren, porque sino se exponen a una denuncia, a un juicio, que aunque lo ganen, es una experiencia muy desagradable y que puede durar años.

¿Cómo se organizan?
Eso depende de donde vivas, yo antes vivía en un sitio muy pequeño, éramos cuatro familias de las cuales 3 madres eran hermanas, con primos que han crecido juntos desde que han nacido y mi hijo era el único que venía de fuera. Ahora que vivo en Madrid, somos alrededor de 30 familias que nos reunimos de forma habitual pero sin ningún compromiso. Por ejemplo, alguna madre propone un taller de literatura fantástica en su casa y quien quiera ir se apunta a un día y una hora. Es todo muy libre y en la mayoría de las actividades participan no sólo los niños sino también los padres, que es algo muy bonito y enriquecedor.

¿Hasta qué punto es seguro, de calidad o se puede regular la educación que reciben éstos niños? ¿Quién les controla?
Aquí hay varios temas, las familias que estamos haciendo esto no seguimos un curriculum como el que siguen las escuelas, ni hacemos el tipo de actividades que se hacen en la escuela. Hay familias que si, se levantan y dan una hora de matemáticas, una hora de lengua, otra de música, como en la escuela, pero la mayoría no lo hacemos así, entonces el tipo de control no puede ser igual como en la escuela. Yo pienso que la mejor garantía de que esto funcione es el hecho de que los niños están aprendiendo y muchos se están incorporando después a la educación formal sin ningún problema, incluso están avanzados con respecto a los otros, sólo que han llegado por un camino distinto.
Normalmente tenemos que tener flexibilidad, aunque te hagas una programación anual, mensual, tienes que ser flexible porque te salen imprevistos como padre ó porque haces un plan y de repente otra familia dicta un taller que te interesa y por ello cambias la planificación.
El problema viene si algún día esto se llega a legalizar, por el control que quieran poner, porque si colocan un control como el de las escuelas entonces no nos sirve. A nosotros nos gusta mucho el sistema de portafolios, es una especie de currículo, un registro de todas la actividades que has hecho, lo que has aprendido y cómo lo has conseguido. Poder hacer este tipo de registros con las actividades realizadas, los talleres a los que has asistido y las formas de cómo lo has conseguido, sería muy bueno que existiera en España.

Descríbenos cómo es la rutina de un niño educado en casa.
Eso depende mucho de las familias, no hay dos familias iguales. Hay algunas que son más estructuradas, tienen un horario pero flexible, por ejemplo; entre las ocho y las nueve de la mañana nos levantamos y desayunamos juntos, luego de 10 a 1 es tiempo de dedicarse a las actividades tipo académicos y por la tarde las actividades extra escolares, artísticas o de deportes que sería más o menos como el niño que va a la escuela pero con más flexibilidad de horarios.
Nosotros por ejemplo usamos un sistema llamado unschooling, lo que hacemos es integrar al niño en nuestra rutina como familia, sea lo que sea que tengamos que hacer lo hacemos juntos. Luego hay actividades que son solo para adultos y otras solo para niños, pero en principio todo lo que se puede lo hacemos juntos, como las cosas de la casa, si tienes que hacer gestiones en ayuntamientos, en bancos, donde sea, el niño viene y eso es un aprendizaje, así el niño tiene muchas experiencias que el otro que va a una escuela no tiene. Si quieres, lo puedes explicar en terminología académica para ver lo que estaría aprendiendo en relación a lo que se aprende en el colegio, como por ejemplo cuando vamos hacer la compra estas haciendo tu escritura, estás viendo diferentes tipos de alimentos que se pueden comprar, en que tienda se compran; eso es conocimiento del medio. También implica la parte numérica al hacer un presupuesto de cuanto te puede costar, buscar ofertas, cuanto dinero necesitas, entonces cualquier  actividad que hagas por cotidiana que sea, aunque parezca que no aprendes nada, estás aprendiendo algo realmente.
Tenemos una pizarra y ahí va la programación para todo el mes, cada que sale una actividad que nos interesa la colocamos en su día, el resto de días ubicamos las cosas que tenemos que hacer y que no necesitan un día concreto. La cuestión es que aprendemos a ver el aprendizaje en todas partes.

Todo esto que nos dices, las personas lo aprenden normalmente, ¿Cuál sería la diferencia? ¿Están todos los padres capacitados para enseñar ciertas asignaturas como matemáticas por ejemplo?
Hay materias que el colegio te ha impuesto pero muchos no las han aprendido, a muchos les ha pasado precisamente con las matemáticas, entonces, ¿hasta que punto alguien nos garantiza que en el colegio realmente si lo vas a aprender?  La cuestión con éstas materias es que con el unschooling estamos entrándoles a través de la práctica, le damos la utilidad a la matemática, luego lo intelectualizamos y lo ponemos en el papel, pero lo primero es que nos demos cuenta de que eso está en el día a día de nuestra vida. La mamá o el papá que educa en casa, no tiene que ponerse necesariamente en el rol de profesor, sino tiene que estar es muy abierto para encontrar recursos, no se trata de que el niño sepa matemática, física, química, inglés, música y todo, sino que sepa donde encontrarlo cuando lo necesite.
Hoy en día con internet es muy fácil. También se hacen intercambios de idioma con madres que son Australianas, Francesas, etc., si un padre es ingeniero y sabe matemáticas, ó es escritor y sabe de lenguas también. Ya en un nivel más avanzado buscas un profesor o clases particulares. Forzar al niño a aprender algo por más que en el colegio sea oficial no me parece una buena idea, se dan los casos de que al niño en la escuela le va muy mal con el inglés y luego lo ha querido aprender porque ha tenido una motivación personal  y lo ha aprendido sin problema, eso es lo que hacemos, esperar que el niño tenga la necesidad para aprender algo.

¿Sueles decir que tu hijo no está escolarizado ante otros padres?
Solemos ir de frente. Algunos dicen que están en colegios o que estudian a distancia, pero nosotros solemos decirlo simplemente y mi hijo con los demás niño normalmente lo que pasa es que el otro niño se muere de la envidia (risas) es como que suerte tiene que su madre lo sacó del colegio.


Pareciera que los padres que practican Homeschooling tienen que tener tiempo libre y/ó estar económicamente estables ¿qué alternativas existen para quienes tienen que trabajar muchas horas al día?
En mi último libro “Sin escuela” tengo un capitulo dedicado exclusivamente a esto, porque muchos creen que es algo para gente rica, cuando normalmente no es así, hay todo tipo de familias, así como nivel socio-económico, profesiones, ideologías, no somos radicales de izquierdas ni de derechas, ni fundamentalistas católicos, ni hippies, hay todo tipo de familias, entonces el tema del dinero es que muchas veces esas necesidades te las has creado tu.

Decidir educar en casa normalmente implica que tienes que hacer muchos cambios profundos en tu vida, algunos se van a vivir a otro sitio, irse de la ciudad al pueblo donde la vida sea más barata, gente que estaba viviendo con dos sueldos y reducen gastos para poder vivir con uno o reducen jornada para tener siempre las horas de los niños cubiertas. Una cosa es que tengas ayuda externas durante 3 ó 4 horas al día y otra que tengas que tener al niño fuera durante 8 o 9 horas. Una de las cosas que hablo en el libro es de las formas de conseguir dinero extra.

Puede parecer muy sobreprotector….
Están las dos visiones, pensar que eres ó muy conservador de derechas por no escolarizar o el hippie que no vacuna, que no come carne, etc., pero no es nada de lo uno ni lo otro, los que educamos en casa damos mucha libertad a nuestros hijos que es algo que el niño escolarizado no tiene porque además no tiene tiempo para eso, porque está todo el día siendo dirigido. Yo lo que digo es: conózcannos, vengan a los encuentros que hacemos un viernes por la tarde por ejemplo y ya luego me cuentas si son sociales o no.

¿Y si el niño quiere regresar o entrar al cole porque quiere formar parte de la escuela?
 Aquí hay una diferencia entre el niño que no ha ido al cole y el niño que si ha ido, el que no ha ido es bastante común que quiera ir a cierta edad, tiene curiosidad porque ve que lo normal es que los niños vayan a la escuela y lo piden. En España por ejemplo si vienes de ser educado en casa y vas a cole, ya no puedes salir, sobretodo si estás en la etapa obligatoria que es primaria y secundaria. Hay que saber escuchar al niño.

¿Puede el niño entrar a la universidad sin problemas? ¿Cómo se da esto?
Hay varias cosas, hay niños que no les interesa la universidad, eso es algo que cuesta entender. Mucho de los niños que son educados en casa son muy creativos y son muy emprendedores. Lo único en España es que como no está contemplado que te eduques en casa no hay una vía de acceso para éstos niños, si hay formas de entrar, pero bien por el instituto para hacer la selectividad ó tienes que esperar a los 18 años para examinarte de la secundaria.
Ha habido niños que entran en la Universidad Abierta de Londres llamada The Open University, que es a distancia y te admiten con un examen propio que hacen ellos, que no requiere que tengas un título propio, sólo si pasas el examen estás dentro. Se dio el caso de un niña catalana que hizo éste examen, entró con 15 años a estudiar y con 17 años estaba Licenciada en Física por la Open de Londres, cuando en España no se le estaba permitido el acceso a la universidad. Luego hay quienes estudian la secundaria a distancia en otro país y cuando obtienen el título lo convalidan acá para entrar en la universidad. Hay vías de entrar. En países como EEUU ó Canadá reservan cupos para niños educados en casa, ya no solo que los admitan sino que los quieren.

¿Dónde me puedo informar como padre si quiero pensar en hacer Homeschooling?
Yo lo que siempre recomiendo es, si el niño ya está en el cole no lo saques sin haberte informado bien antes, porque muchos lo sacan sin saber que esto no es exactamente legal, primero infórmate y no te precipites. Busca gente de ser posible cerca de tu zona para que te informes. Contáctales, sobretodo con los que más te identifiques, todos los que hacemos homeschooling respondemos muchos emails de quienes nos preguntan, que luego se unen o no. En España están ALE, La Coordinadora Catalana y luego la Plataforma por la libertad educativa. Lo importante es que se sepa que mucha gente que en realidad educa en casa lo hace porque no tiene otra opción, ó estás en el sistema tal como está, o educas en casa.

¿Se legalizará la educación en casa?
Creo que son pocas las posibilidades, por una parte porque somos muy pocos y porque aunque suene feo, no están arriesgando votos, ahora mismo hay solo dos partidos que reconocen que se tiene que legalizar el homeschooling. Otro problema es que es muy poco conocido, por ello ¿Cómo van a hacer una ley de algo que muchos ni siquiera saben que existe?

martes, 30 de abril de 2013

Crece la tendencia de educar a los niños en la casa


* Publicado en ABC del bebé (Colombia) por Karen Johana Sánchez

Esta alternativa es llamada 'homeschooling'.


Educar en casa es una alternativa que algunos padres escogen porque la vida los llevó a eso o porque lo consideran lo mejor para sus hijos. ABC del Bebé habló con la abogada, escritora y pedagoga en proceso de formación Laura Mascaró Rotger, una española que participó en el Primer Encuentro de Educación en Familia, organizado por la Red Colombiana de Educación en Familia, y quien habló sobre los principales temas que rodean al homeschooling.
¿Por qué es ‘homeschooler’?
Como mucha gente, no me quedó otra solución después de percibir problemas en el sistema convencional de educación. Muchas de las familias que educamos en casa hemos sido víctimas del sistema por un motivo o por otro. Hay padres que retiran a sus hijos porque tienen problemas de bullying, o ellos poseen altas capacidades, o tienen un problema escolar. O que les diagnosticaron algún trastorno, como la hiperactividad, y la familia no los quiere medicar.
Pero no todos hemos empezado ni por convicción ni por ideología. Hay un auge de algunas familias que crían con apego, que creen en el parto respetado, la lactancia exclusiva, la crianza respetuosa y, cuando les llega la idea del colegio, ese es un choque con su forma de vivir y de criar, entonces deciden no escolarizar.
¿Cómo es posible educar sin escolarizar?
Yo diría lo contrario. El sistema escolar es como una fábrica, y a todos se les aplica lo mismo, cuando la belleza de la humanidad es que todos somos individuos completamente diferentes; en la variedad está el gusto. Pero el sistema tiene que funcionar para todos porque, tal como está construido, no puede dedicarse a cada uno.
Hay una cosa del sistema que me parece muy grave: de todo el conocimiento humano, que es muy basto, hay una porción que alguien decidió que es más importante que el resto y todo el mundo lo tiene que conocer. Cuando siempre ha habido gente que ha servido para unas cosas y unas más que han servido para otras, y en lo que vayas a hacer en la vida no te va a servir todo tipo de conocimiento, sino alguno específico. Entonces, educar sin escolarizar permite que cada niño desarrolle sus habilidades y sus aptitudes a su ritmo.
¿La escolarización no garantiza que el niño esté bien preparado? 
Bueno, miremos los estudios internacionales y veamos cuál es el resultado real de la educación. Si uno ve estos, está clarísimo que no funciona lo que supuestamente debería. El sistema escolar que existe es del siglo XIX. Si existiera el sistema laboral de ese siglo, nadie propondría seguirlo, pero con en el educativo no pasa eso.

¿Existen niños que no se pueden educar en casa?
Hay familias que tienen a un hijo en casa y, a otros, en la escuela. No es un tema antiescuela. Es cierto que el sistema funciona muy mal, pero a veces puede ser bueno para la familia. Aunque el resultado general es bastante malo y hay mucho por cambiar en el sistema, no significa que sea lo peor del mundo y que todos deberían educar en casa. Hay mamás que no tienen paciencia o no quieren dejar su carrera profesional, y muchas, solteras, tienen que trabajar y no encuentran la forma de educar en casa, aunque quieran. Y hay niños que van felices a la escuela. Y hay gente adulta que está haciendo cosas maravillosas y fueron escolarizados.
¿Cómo educar en casa en esta época tan ajetreada por el trabajo y el afán? 
Debes cambiar tu ritmo. Hay gente que, incluso, se va a vivir a sitios más tranquilos y más baratos. Y es un poco como volver al origen. Lo nuevo es la escuela; la educación en casa ha existido desde que existe la humanidad. Y, en cambio, ahora lo nuestro parece lo revolucionario cuando es lo natural, lo que el instinto te dice. En uno de mis libros cito un estudio que se hizo con mamás trabajadoras y no trabajadoras, y la conclusión, en resumen, es que todas las mamás quieren estar al cuidado de sus hijos porque es instintivo y nosotros estamos recuperando eso.
¿Los niños que estudian en casa, están completamente preparados para entrar a una universidad?
Sí, aunque a algunos no les interesa entrar a una universidad. Son niños que conservan intacta su creatividad, pues muchos son artistas; otros son emprendedores. Y hay algunos que sí quieren ir a la universidad. Suelen ser bastante responsables y autodidactas. Entonces, el joven que con 15 años decide ir a la universidad, está altamente motivado y se va a preparar para esto. De hecho, hay universidades en Estados Unidos que guardan cupo para niños educados en casa, porque saben que tienen otra forma de aprender y les interesa que estén ahí.
Se dice que los niños que estudian en casa no son sociables. 
Primero conozcan a estas familias. Y hay que tener claro qué significa socializar. ¿Que no tendrá amigos? Pues realmente los amigos del colegio no se escogen, se imponen porque tienen la misma edad y casualmente van al mismo colegio. Pero, para mí, una parte muy importante de la socialización es poder elegir con quién se relaciona y con quién no.
¿Qué ventajas tiene un niño que fue educado en casa? 
Los niños no pierden la motivación y esa curiosidad porque se les permite coger o dejar un tema, y entrar en uno hasta donde ellos quieran. Es una gran ventaja a largo plazo, porque no pierden las ansias de aprender. El niño siempre está explorando.
Otra ventaja es que se relacionan con gente de todo tipo, de todas las edades. Y, además, van a hacer cosas de la vida diaria que en la escuela no se aprenden. Por ejemplo, ir a un banco o tomar un autobús.
¿Y qué pasa en la familia?
Cambia la relación entre padres e hijos, entre hermanos, entre la pareja. Los niños escolarizados tienen unos horarios larguísimos, que no coinciden con las jornadas laborales con los papás. Hay niños que se ven con sus padres una o dos horas al día, y llega un punto en el que no se conocen. Entonces, esta relación se recupera cuando se educa en casa. Tienen mucho tiempo para compartir, para conocerse, y esa es la gran ventaja. Y se mejora la relación de la pareja porque hay que cambiar toda la estructura de la familia. Es organizar, no solo los horarios, también las finanzas. No siempre es fácil.
PREGUNTAS FRECUENTES 
Laura Mascaró señala algunas recomendaciones para tener en cuenta cuando se decide educar a los niños en casa:
• Cómo empezar el proceso. Conocer familias que lo hagan; no tiene que copiarlas, sino probar y ensayar hasta encontrar la forma que más le sirve.
• Tipos de homeschooling. Hay tantos como familias. Hay mucha gente que empieza con una educación clásica. Y, cuando pasa el tiempo, se dan cuenta de que es demasiado rígido. En el otro extremo está el unscholling, que significa no dirigir. Se hacen actividades con otras familias que educan en casa, pero no hay obligación de ir. Cada pequeño tiene un sistema de aprendizaje diferente.
• Características y elementos que deben tener los padres en casa. Los adultos pueden gastar todo o nada de dinero. No se necesita reproducir la escuela y tener materiales para educación física, el laboratorio y todo lo que supuestamente tendría una buena escuela. Pueden usar bibliotecas públicas, hacer intercambios de conocimiento con muchas familias. El límite está donde los padres lo quieran poner.
• Requisitos que deben tener los padres para enseñar. El padre no debe ser el profesor de su hijo. Ser muy flexible y tener la mente abierta para saber buscar recursos. El padre está para proveer recursos y experiencias, pero es realmente el niño el que va guiando todo el proceso.
• Cómo evaluar al niño. Se sabe que este aprende porque se ve. No es necesario que un pedagogo evalúe si sabe leer o no, porque el día que lo ve, solo lo ve. Y así es todo.
 Espacio. No hay un espacio que sea el de estudio, porque no hay que sentarse a estudiar.
• Cómo manejar límites con los espacios de ocio. No se diferencian. El niño no distingue el juego del aprendizaje; todo es juego y todo es aprendizaje. Las familias que siguen un currículo sí tienen sus horarios.
• Cómo manejar el tema de la independencia con los padres. El que ha estado pegado a su madre, el día que empieza a ser autónomo, es más seguro porque tiene una buena base, sabe que no ha sido abandonado. No se desapegan hasta que no están preparados. El que va a la escuela es forzado a separarse cuando no está preparado.


viernes, 25 de enero de 2013

L'escolarització a casa


Reportaje en Radio 4 - RNE. El reportaje es en catalán pero mis intervenciones son en castellano (A partir del minuto 12). 


[Descarga el PODCAST]

Me pidieron una cita y una canción. Les di dos citas:

"Vivo luego aprendo" de Pam Sorooshian

y "Confiad en los niños" de John Holt.

La canción, por supuesto, fue ésta.


jueves, 10 de enero de 2013

Plataforma por la Libertad Educativa en Noticias Positivas










*Publicado en Noticias Positivas por Adriana Pérez

A un año de su nacimiento, la Plataforma por la Libertad Educativa (PLE) cuenta con tres completas secciones de divulgación sobre Altas Capacidades, Educación en casa (homeschooling) y Sistema Escolar. “Todas las áreas tienen en común la defensa de proporcionar una educación adecuada a cada niño, según sus circunstancias personales. Ofrecemos información veraz y ejemplos de experiencias reales para que cada familia pueda decidir qué es lo mejor para sus hijos”, explica la presidenta de la iniciativa, Laura Mascaró Rotger.
A continuación se detalla la entrevista que Noticias Positivas mantuvo con la presidenta de la PLE:
Noticias Positivas: ¿Cómo y cuándo surge la plataforma?
Laura Mascaró Rotger:La PLE se fundó a principios del año 2012 por un grupo de padres preocupados por la situación del homeschooling en España ya que, al no estar regulado por ley, algunas familias tienen problemas tanto a nivel administrativo como judicial. Asimismo, nos dimos cuenta de que muchas familias, en España, educan en casa porque no han encontrado en el sistema escolar la atención que sus hijos necesitaban (bien por tener necesidades educativas especiales, por haber sido víctimas de bullying o por ser fracaso escolar injustificadamente) así que decidimos ampliar los objetivos de PLE también a estos casos. De modo que ahora contamos con tres secciones que funcionan de forma independiente aunque interconectada: la de homeschooling, la de altas capacidades y la de sistema escolar.
Ponemos el foco de atención sobre las cosas que consideramos que se están haciendo mal en España en estos tres ámbitos y, por supuesto, ofrecemos alternativas, es decir, procuramos que sea una crítica constructiva. No pretendemos decirle a nadie cómo debe educar a sus hijos y no juzgamos a nadie por las decisiones que toma.
N+: ¿Qué actividades estáis llevando adelante para impulsar una reforma en el sistema educativo español?
L.M.R.: De un lado, intentamos colaborar en la difusión de este modelo educativo a través de los medios de comunicación y de Internet, principalmente. Por otro lado, hemos realizado un pequeño informe sobre cuál es la situación actual y proponiendo hasta nueve reformas en distintos ámbitos que servirían para desvincular el homeschooling tanto del absentismo escolar como del abandono de familia. Este informe se lo hemos presentado a varias consejerías de educación y cultura, a varios fiscales (incluido el Fiscal General del Estado) y a algunos diputados. Como abogada tengo información de primera mano sobre los procesos contra homeschoolers y, por ello mismo, tengo una idea muy clara de qué tipo de reformas serían necesarias para terminar con esta persecución.
Más adelante haremos algo similar pero referido al sistema escolar y a algunas de las cosas básicas que consideramos deberían reformarse, entre ellas, la legalización de las llamadas escuelas libres.
N+: ¿Cuáles son las críticas más habituales que recibe el homeschooling? ¿Cuál es vuestra respuesta?
L.M.R.: Hay tres críticas que se hacen casi siempre: una, que los niños educados en casa no socializan adecuadamente;  dos, que los padres no estamos capacitados para educar en casa (que para eso hay profesores y pedagogos); y tres, que no es legal.
La única crítica que tiene una cierta base es la de la legalidad, pues ciertamente la legislación español prevé 10 años de escolaridad obligatoria y esa escolaridad se entiende que debe ser presencial. No obstante, más que de un acto propiamente ilegal se trataría de un acto contrario a derecho, que es un matiz técnico importante. Por ello, hay muchas familias que nunca han sido perseguidas por esto y muchas otras que lo han sido pero que han conseguido decretos de fiscalía o autos judiciales favorables a ellos.
En cuanto a la capacitación se puede decir dos cosas: una, que no se puede hablar de homeschooling usando los mismos términos y parámetros que cuando hablamos de la escuela. Es como si a un piloto de avión le hablaras en términos de conducción automovilística por carretera. No tiene sentido. Además, podemos objetar que tampoco somos nutricionistas y sin embargo nadie duda de nuestra capacidad para alimentar a nuestros hijos. Lo importante es que los padres que decidan educar en casa sean proactivos y sepan cómo encontrar recursos para sus hijos. La educación o puede reducirse a una mera transmisión de conocimientos, sino que va mucho más allá. No hace falta memorizar datos a los que podemos acceder con un solo “click” en el ordenador.
Por último, la objeción que menos sentido tiene es la de la socialización. En primer lugar, porque los niños escolarizados pasan la mayor parte de su tiempo con otros niños con los que lo único que en principio tienen en común es el año de nacimiento. Y, además, están recluidos en un centro que no es para nada representativo de la realidad de la sociedad. Los niños educados en casa, en cambio, tienen ocasión de relacionarse a diario con gente de todas las edades y, más importante aún, de elegir con quién se relacionan y con quién no, como hacemos los adultos. No obstante, quienes aseguran que los homeschoolers no están correctamente socializados suelen referirse al hecho de que no tienen relación con otros niños de sus edades, lo cual es radicalmente falso, pues hacemos muchos encuentros y actividades en común con otras familias educadas en casa, usamos las actividades extraescolares y tenemos relación con vecinos, familiares, hijos de amigos, etc.
N+: ¿Cómo es un día habitual para un niño que aprende en casa?
L.M.R.: Cada familia tiene su propio estilo de educar en casa. Algunos dedican las mañanas al estudio académico y las tardes a otro tipo de actividades. Otros no diferencian entre lo académico y lo no académico sino que tratan de aprender en todo momento y lugar. A la gente que esté interesada en saber cómo es el día a día, le recomiendo que visiten blogs de familias homeschoolers, pues muchas de ellas llevan un diario online en el que registran las actividades que van haciendo.
N+: ¿Hay algún recuerdo positivo que te gustaría compartir con los lectores de N+?
L.M.R.: Todas las semanas recibimos mensajes de agradecimiento de familias que no encontraron apoyo hasta que llegaron a PLE, eso nos motiva a seguir trabajando cada día. También algunas organizaciones internacionales han contactado con nosotros para interesarse por lo que hacemos y nos ayudan a dar difusión internacional de la situación, no sólo del homeschooling sino de la educación en general, en España.

DATOS DE CONTACTO:
(Imagen: Cortesía de PLE)
(Artículo publicado originalmente el 10 de enero de 2013)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...