miércoles, 25 de marzo de 2015

El homeschooling, una llamada a la libertad educativa


*Publicado por Pedro Sánchez en Infoactualidad

Cada vez más padres deciden educar a sus hijos en casa. Es un fenómeno que se conoce como homeschooling. Esta alternativa forma de educación fomenta una estrecha relación entre padres e hijos. Permite también crear una educación individualizada para cada niño. De esta forma, se adaptan los contenidos según sus peculiaridades. Es, además, una forma de enseñanza libre, que promueve  el espíritu de iniciativa.
El homeschooling es un movimiento iniciado en los años 60, donde hubo madres y padres que decidieron que la escuela no tenía por qué ser la única vía para ofrecer a sus hijos el derecho a la educación. Las familias desarrollan ese derecho de una forma consciente, conforme a sus propios valores, ya que consideran que la familia es el elemento más importante en el desarrollo de los niños y niñas, según opina Javier Herrero, uno de los fundadores de Ojo de agua, centro de apoyo a los niños que llevan a cabo la educación en casa.
Ventajas y motivos de trasladar la educación al hogar
Esta forma de educar a los niños sin escolarizarlos ofrece una educación individualizada. No hay dos familias que eduquen a sus hijos del mismo modo, según Laura Mascaró, presidenta de la Plataforma por la Libertad Educativa (PLE) y madre que educa sin escuela, como ella misma se presenta. Asegura que “los objetivos son distintos, se usan metodologías diferentes y cada familia se organiza de la manera que considera más conveniente”. Algunos estudian por asignaturas, otros por proyectos y otros sin ninguna actividad dirigida ni estructurada, a menos que el niño lo requiera en un momento determinado, según añade Laura Mascaró.
Los motivos por los que los padres deciden no escolarizar a sus hijos son muy diversos, aunque según la presidenta de la PLE, “la mayoría de las familias españolas que educan en casa lo hacen porque han tenido una mala experiencia con el sistema escolar”. Pueden ser casos de bullying, fracaso o fobia escolar, o necesidades educativas especiales no detectadas o no atendidas. Otros lo hacen por coherencia con sus principios de crianza respetuosa; y una minoría, según Laura Mascaró, por motivos lingüísticos (en caso de extranjeros que quieren mantener su lengua materna, por ejemplo), religiosos o ideológicos.
Utilidad del homeschooling frente a la escuela tradicional
Respecto a la eficacia de este sistema educativo, la presidenta de la Plataforma por la Libertad Educativa defiende que esta no puede -o no debería- medirse según los mismos parámetros con los que se mide la eficacia del sistema escolar tradicional, pues declara que lo que hacen es radicalmente diferente y no tienen los mismos objetivos. Además, añade que según un estudio desarrollado en Canadá a lo largo de 15 años demuestra que su eficacia es superior a la de la escuela. En ese estudio se comparó una muestra de jóvenes escolarizados con otra de ‘homeschoolers’ desde sus 15 años de edad hasta los 30. Asegura Laura Mascaró que las conclusiones fueron que los homeschoolers tenían mejores resultados académicos y un mayor grado de satisfacción en su vida personal y profesional; y eran más activos en sus comunidades. Declara también que la diferencia fundamental es que, por lo general, los homeschoolers tienen más libertad para decidir qué cosas probar y cuáles no; y por ello suelen dedicarse a actividades que les gustan. Lo cual, prácticamente, garantiza el éxito, según Laura Mascaró.
HomeSchooling, la alternativa estudiantil
Posibles problemas en las relaciones sociales
El objetivo de esta alternativa forma de educar es que los padres conozcan a sus hijos de una forma más cercana, según Javier Herrero, fundador de Ojo de agua. Este centro, en el norte de la provincia de Alicante, facilita las relaciones sociales entre los niños, evitando así que puedan surgir problemas de socialización. Se presenta como un ambiente educativo, donde niños y jóvenes de entre 3 y 18 años conviven juntos y deciden por sí mismos cómo utilizar su tiempo; así como qué, cuándo, dónde, cómo y con quién aprender. “Este es un entorno para socializarse, poder convivir con otras personas, los chicos con las chicas de su misma edad”, declara el fundador del centro. Añade que los niños pueden desarrollar proyectos en compañía de otros compañeros. “En definitiva, lo que estamos ofreciendo es un complemento a la educación en familia. Es una educación en una familia mucho más amplia”, considera Javier Herrero. El proyecto busca ciertos recursos personales: que los niños tengan iniciativa, empatía y capacidad para trabajar en equipo. “Que sepan que una vez definen su sueño, son capaces de salvar los obstáculos para poder conseguirlo”, añade Javier Herrero. “Desde ese punto de vista, lo que nosotros hacemos es eficaz”, concluye.
Regulación en España de la educación fuera de la escuela
En España, el homeschooling no está expresamente regulado en las leyes. Sin embargo, de la normativa sobre educación y la interpretación que de ella hace el Tribunal Constitucional, se desprende que la escolarización es obligatoria de los 6 a los 16 años de edad, hasta completar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), que debe darse en un centro presencial homologado por el Estado. Según Laura Mascaró, a pesar de esta interpretación restrictiva del derecho a la educación, los homeschoolers no suelen ser perseguidos por las administraciones; aunque asegura que diferente es el caso del niño que se desescolariza estando ya en la etapa obligatoria, donde se activa el protocolo de absentismo. “Ese expediente puede fácilmente acabar en la fiscalía de menores”, asegura la presidenta de la Plataforma por la Libertad Educativa. Esta organización solicita que se archiven estos expedientes cuando se demuestre que el menor está siendo educado y que no existe perjuicio alguno. También piden que los homeschoolers puedan examinarse por libre de las titulaciones oficiales (ESO y Bachillerato) para poder acceder a la universidad a la misma edad que los estudiantes escolarizados.
Frente al obstáculo, existe un camino alternativo. El homeschooling se ha definido como la solución más práctica de los problemas escolares. La iniciativa es la clave para convertir en éxito esta nueva forma de educar. Encender la luz del ingenio, provocar nuevas sensaciones y convertir al niño en creador de su mundo. Lejos de las imposiciones y lo legalmente estricto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...