lunes, 18 de mayo de 2015

Entrevista para trabajo de educación social


Aida estudia Educación Social y está realizando su trabajo de fin de carrera sobre las teorías de la desescolarización. Para ello me hizo esta entrevista que reproduzco completa:


Describa brevemente su caso

Fui madre soltera durante 9 años. Mi hijo comenzó la guardería con 11 meses de edad porque yo tenía que trabajar para mantenernos. A los 3 años, al iniciar la escuela infantil, hubo algunos problemas que me hicieron sentir obligada a no llevarlo más. Desde entonces, no ha vuelto a pisar una escuela. En ese momento yo creía que sería algo temporal. Hasta que el niño fuera algo más grande; o hasta que encontrara otra escuela; o cualquier otro motivo. Pero mes a mes y año a año se iba reforzando en nosotros la idea de que ninguna educación podía ser mejor que la que estábamos teniendo (los dos, porque yo también me estoy educando).
Ahora tiene 10 años y no quiere volver a la educación formal.

EL HOMESCHOOLING COMO ALTERNATIVA EDUCATIVA

  • MOTIVACIONES, VENTAJAS E INCONVENTIENTES, DIFICULTADES Y TEMPORALIZACION. 

¿Qué motivos inclinan a los padres a llevar a sus hijos a la escuela? ¿Y a optar por el homeschooling?

Los padres que escolarizan generalmente lo hacen porque no se han planteado que puede haber otras opciones. Es lo que ellos han vivido, lo que “se ha hecho siempre” y lo que hace “todo el mundo”.
Los padres que educan sin escuela lo hacen por los motivos más variados. En España los más habituales son dos: lo que la Dra. Madalen Goiría denomina “víctimas del sistema”, es decir, niños que han tenido algún tipo de problema dentro del sistema escolar que ha llevado a sus padres a optar por la desescolarización, muchas veces ante la ausencia de otras alternativas. Muchos padres reconocen que educar en casa no era su primera ni su segunda opción, pero en España sólo existen dos extremos: o escolarización convencional o educación en casa. (Madalen Goiría es profesora de Derecho Civil en la UPV/EHU y publicó la primera -y hasta ahora creo que única- tesis doctoral en Derecho sobre homeschooling).
El otro grupo lo forman los padres que practican la denominada “crianza respetuosa” o “crianza natural” (del inglés “attachment parenting”). Que han tenido -o querido tener- un embarazo y un parto respetados y lo menos intervenidos posible, que han amamantado a demanda, que no han castigado, etc. Y cuando llega la hora de escolarizar ven que eso supondría un choque de valores.
En otros países existen otras motivaciones que en España son casi inexistentes, como la religiosa, lingüística o ideológica.

¿Cuáles son las razones por las que optaste por este sistema?
En mi caso pertenezco a una mezcla de las dos categorías que antes mencioné. Mi hijo fue a la guardería (1 y 2 años) y a los 3 comenzó la escuela infantil, en la que tuvimos problemas y decidí sacarlo cuando llevaba poco más de un mes. Ahora bien, esa causa es meramente circunstancial. Una vez desescolarizados me di cuenta de ese choque de valores entre mi forma de criar y la escuela. Siete años después, ni mi hijo ni yo cambiaríamos este sistema por ningún otro.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del homeschooling y de la escuela?
La ventaja del homeschooling es que permite personalizar la enseñanza, dar a cada niño aquella educación que necesita y utilizar los métodos que más se ajustan a sus características, algo que la escuela difícilmente puede dar. En el homeschooling puedes aprender a tu ritmo y siguiendo tus intereses sin que nadie te imponga un curriculum absolutamente ajeno a ti. Tendemos a relacionar cualquier cosa que se estudie con la vida real y, más concretamente, con la vida del niño, para que vea la utilidad y aplicación práctica de las cosas que está aprendiendo. Aclaro que “aprender a tu ritmo” puede significar tanto ir más rápido como ir más lento que el ritmo impuesto por la escuela. El objetivo es llegar a aprender determinadas cosas pero el cuándo se llegue es secundario (por no decir irrelevante).
Aunque hay muchas formas de hacer homeschooling, normalmente no hay imposiciones. En el unschooling esto es especialmente cierto: no se imponen horarios, materias, contenidos, métodos, etc. Y no hay evaluación en forma de deberes y exámenes. La libertad del niño es muy grande y eso hace que esté relajado y no se sienta presionado a la hora de aprender.
Como inconveniente se podría hablar de la falta de tiempo de los padres para dedicarse a otras cosas (como un trabajo fuera de casa por cuenta ajena o vida social). Cuando tienes a los hijos escolarizados dispones de entre 5 y 8 horas al día para hacer cosas que no estén relacionadas con ellos. Pero esto muchos padres homeschoolers aseguran que no es un inconveniente sino una elección.

¿Con que dificultades se encuentran las familias a la hora de llevar a cabo el homeschooling?
En España una de las principales dificultades es la complicada situación legal que tenemos unida a la presión social. Esta presión social se debe muchas veces al desconocimiento, que inevitablemente lleva al miedo de que estemos perjudicando de algún modo a nuestros hijos al no hacer lo que la sociedad como conjunto estima “normal” y, por tanto, válido.

Los padres que educan en casa ¿lo hacen durante todo el periodo escolar, o solo hasta determinada edad? ¿Se realiza durante un tiempo total o parcial? ¿En función de que tiempos y que materias?
Depende. Muchos padres se replantean la escolarización al final de cada curso. Algunos no se la plantean nunca (o al menos no hasta que el niño muestre interés por escolarizarse). En España, debido a que somos pocas familias y a que si no te escolarizas es un poco más complicado sacar las titulaciones oficiales, muchos se escolarizan al llegar a la secundaria. Las familias que hacen homeschooling convencional, es decir, que utilizan u sistema muy parecido a la escuela, sí tienen sus horarios de estudio y suelen trabajar por materias. Los unschoolers no separamos el tiempo de aprendizaje del resto de la vida, así que la educación se da a tiempo completo (24/7) y tampoco dividimos el conocimiento en asignaturas sino que todo está relacionado entre si.
Hay que tener en cuenta que el homeschooling no es un método educativo sino que, simplemente, consiste en educar a los niños sin delegar en una escuela. Por tanto, hay tantas formas de hacerlo como familias y cada una se organiza como mejor le parece.

¿Cuáles son los resultados a largo plazo de esta opción educativa?
Hay muy pocos estudios al respecto y ninguno en España, pero los resultados son positivos. Los homeschoolers que han querido realizar estudios superiores han podido acceder a ellos sin problemas y los adultos que fueron educados en casa se sienten satisfechos con sus vidas tanto a nivel personal como profesional. Creo que ése es realmente el éxito. Hay un estudio canadiense de hace algunos años donde se mostraba que los que habían sido educados sin escuela estaban más comprometidos a nivel social con sus comunidades y más satisfechos con sus vidas en general. No en vano, las mejores universidades del mundo no sólo los aceptan sino que incluso reservan plazas para ellos, algo que están empezando a imitar otras universidades.

  • PERFIL

¿Qué perfil  diferencia a los padres/madres que optan por el  homeschooling o por la familia?
¿Cómo son los padres que educan en casa? ¿Qué tenéis en común?
No hay un perfil de familia homeschooler. Somos familias normales, variadas, con diferentes motivaciones, diferentes niveles socio económicos, diferentes ideologías y creencias. Lo único que nos caracteriza es que, en algún momento y por algún motivo, hemos decidido hacernos cargo personalmente de la educación de nuestros hijos.

¿Qué ocurre con las familias que no tienen tiempo o conocimientos?¿ No genera desigualdades entre unas clases y otras?
Las desigualdades existen tanto dentro como fuera de la escuela. Normalmente las familias que no tienen tiempo optan por escolarizar. Pero a menudo, quienes tienen claro que ésa no es una opción para ellos, reorganizan sus vidas para disponer del tiempo necesario. Hay padres que cambian de trabajo, o cambian de horario, o teletrabajan, o se mudan a un lugar donde puedan dedicar más tiempo a sus hijos; quien está decidido realmente a educar sin escuela hace todos los cambios que sean necesarios para vivir con menos recursos económicos, aumentar sus ingresos y disponer de más tiempo para dedicarlo a los hijos. Es, simplemente, una cuestión de prioridades y de opciones.
En cuanto a los conocimientos, hay que tener en cuenta que educar en casa no significa necesariamente asumir el rol de profesor. El padre lo que hace es ser un buscador de recursos. No pretendemos saberlo todo ni mucho menos saberlo enseñar todo. Pero sí nos ocupamos de que nuestros hijos puedan perseguir sus intereses, sean éstos cuáles sean.
  • ASPECTOS LEGALES

¿Habéis tenido algún problema con los organismos del estado por la no escolarización?
La mayoría de las familias nunca tienen ningún problema pero, como la ley obliga a escolarizar y el TC interpreta el concepto de forma restrictiva (únicamente admite escolarización presencial en centros homologados por el Estado) a veces se han dado casos de denuncias. Las familias que desencolerizan a los niños en la etapa de escolarización obligatoria (de los 6 a los 16 años de edad) tienen que enfrentarse al protocolo de absentismo que, en ocasiones, llega hasta la fiscalía de menores y de ahí al juzgado. 

¿Consideras que las instituciones se resignan a participar en este tipo de alternativas?

No diría que se resignan sino que se resisten. Para las instituciones prácticamente no existimos. No somos un problema y tampoco somos votantes. Si fuéramos millones de familias en vez de miles, los políticos nos verían como potenciales votantes y harían algo al respecto.
A menudo los responsables de los centros docentes, los asistentes sociales, los inspectores de educación e incluso algunos jueces y fiscales, nos dan la razón y nos ven con simpatía, pero tienen las manos atadas por un sistema excesivamente rígido.

  • LA INCIDENCIA DE ESTA ALTERNATIVA EN LOS HIJOS.

La tarea del homeschooling se lleva  a cabo en casa, ¿afecta a la sociabilidad de la persona?
Nos gusta decir que nuestra escuela es el mundo entero. Lo de “casa” se usa para diferenciarlo de la educación en la escuela, pero realmente gran parte del homeschooling se da fuera de las cuatro paredes de casa.
La socialización, en realidad, depende del carácter de la persona, no del sistema educativo en el que se esté inmerso. En realidad, la socialización que se da en la escuela es forzada y artificial. Desde mi punto de vista socializar es aprender a convivir en sociedad, y la mayor parte de la sociedad está fuera de la escuela. Los niños homeschoolers se relacionan con gente de todo tipo y de todas las edades. En los grupos de homeschoolers pueden jugar, trabajar y aprender con niños mayores y menores y también con adultos. Conocen a niños escolarizados en sus vecindarios o en actividades extraescolares. Están en contacto con adultos porque acompañaba a sus padres en sus quehaceres diarios (como hacer gestiones en el ayuntamiento, en el banco, hacer compras, etc) cosa que muchos niños escolarizdos no pueden hacer por falta de tiempo e incompatibilidad horaria.
Sí es cierto que en ocasiones el homeschooler sufre de soledad si vive en zonas donde no haya muchas otras familias que eduquen en casa. Normalmente los niños escolarizdos disponen de poco tiempo libre que puedan compartir con los homeschoolers así que siempre es importante buscar una comunidad lo más cercana posible.


¿Qué valoran más sus hijos de estudiar en casa? ¿Y qué echan de menos?

Mi hijo, concretamente, no echa nada de menos y no tiene ninguna intención de volver a la educación formal. Lo que valora es poder dormir cuanto necesite (y eso no significa levantarse a las dos de la tarde sino dar descanso suficiente al cuerpo), poder hacer las cosas a su ritmo y sin interrupciones, tener voz y voto en las cuestiones que le afectan, no tener que estar sentado durante tantas horas al día, no tener que pedir permiso para hablar, ir al baño o beber agua, y no tener que estudiar y hacer exámenes sobre temas que no le interesan ni le aportan nada.

  • DERECHOS, RESPONSABILIDADES Y COMPROMISOS.

Tienen los padres que apuestan por el homeschooling una satisfacción de estar ejerciendo un derecho?  ¿Son conscientes de las obligaciones y responsabilidades que asumen?
Muchas veces al homeschooling no se llega porque sea un derecho sino porque es una obligación el sacar a los niños de un entorno que les perjudica. Ningún padre que no sea consciente de la responsabilidad que ello conlleva acaba educando en casa (me consta que algunos lo han intentado y sólo han durado unos meses). Tienes que estar dispuesto a hacer muchos cambios en tu vida para poder dar este tipo de educación a tus hijos, así que me atrevo a afirmar que, en general, son mucho más conscientes los padres homeschoolers que los que escolarizan (especialmente los que escolarizan por inercia, porque es lo que “hay que hacer”, lo que hace “todo el mundo” y lo que se ha hecho “siempre”).

¿Qué tiene que tener en cuenta una familia antes de optar por este modelo? ¿Qué actitudes, compromisos y cambios les va a exigir esta apuesta?
Lo primero que recomiendo es informarse bien de la cuestión legal, especialmente si se va a desencolerizar a un niño de 6 a 16 años de edad. Lo segundo, que procuren conocer bien el homeschooling y las distintas formas de llevarlo a cabo (hay muchos blogs que reflejan el día a día de diferentes familias). Y lo tercero, que hagan lo posible por conocer personalmente a familias que ya lo estén haciendo.

Los cambios son , sobre todo, a nivel logístico. Hay que reorganizar toda la estructura familiar. A veces cambiar de trabajo  o de casa, reorganizar las finanzas si vamos a pasar de vivir con dos sueldos a vivir con uno sólo, etc. Y, sobre todo, es muy importante darse un tiempo de adaptación, tanto para los adultos como para los niños. El homeschooling (y mucho más el unschooling) no es un método educativo sino un estilo de vida, una filosofía. Uno no puede pretender salir hoy del colegio y ya estar mañana plenamente desencolerizado a nivel mental y emocional, ni puede exigírselo a los niños. Hace falta un período de transición, de desintoxicación incluso.

  • El HOMESCHOOLING VS EL SISTEMA ESCOLAR

¿Por qué motivos abandonan la escuela algunas familias?
Remito a pregunta nº 1

¿Qué aspectos esenciales crees que diferencian el homeschooling de la escuela?
Remito a pregunta nº 3

¿Opinas que las personas que se forman a través del homeschooling  son más críticas que las que lo hacen en la escuela? ¿Qué competencias desarrolla más la escuela o el homeschooling?
En general, sí. Son más críticos, más creativos y suelen tener una mayor autoestima. El niño homeschooler no está limitado por la concepción escolar de que sólo hay una respuesta correcta a cada pregunta y una forma correcta de resolver los problemas. El niño homeschooler no ve el error como algo negativo que haya que evitar sino como el motor del aprendizaje.
Creo que las “competencias” que la escuela desarrolla más que el homeschooling son negativas. El profesor John Holt solía decir que lo que la escuela hace es convertir a los niños en estrategas. Que lo que aprenden es a pasar desapercibidos o a dar la respuesta adecuada para que el profesor los deje en paz. Aprenden, a menudo, que “el otro” (tanto el  maestro como el compañero) es el enemigo y desarrollan técnicas de supervivencia.

¿Te parece que los profesores tienen un pensamiento a favor o en contra del homeschooling? ¿Y los centros, crees que tienes condiciones o razones?
Muchos profesores desconocen el homeschooling. Algunos lo ven como un ataque porque piensan que si has elegido el homeschooling es porque estás en contra de la escuela. Pero también es cierto que muchos docentes acaban desescolarizando a sus propios hijos y algunos intentan conocer lo que hacemos para ver qué cosas pueden aplicar dentro de las clases.

A través de esta opción, ¿Es posible adquirir un mayor capital cultural y social que en la escuela?

Sin duda, porque tienen una educación mucho más variada tanto en lo que se refiere a temáticas como a recursos. Mientras un niño escolarizado estudia una lección con su maestro y su libro de texto, un niño homeschooler estudia ese mismo tema con una visita a un museo, una charla con un experto en la materia y muchas búsquedas en internet, por ejemplo. Recuerdo el día que hubo eclipse de sol y muchas escuelas (incluso países enteros por decreto) prohibieron a los niños salir al exterior para verlo. En su lugar, les pusieron un vídeo y les hicieron una reproducción con linternas. Lo mismo pasa con muchos otros temas. No es lo mismo verlo en un libro cuando toca según el programa, que estudiarlo sobre el terreno cuando a ti te interesa. Obviamente esto no es aplicable a cualquier tema, no puedes tener un dinosaurio en tu jardín, por ejemplo, pero muchas de las cosas que se estudian en la escuela los homeschoolers las viven de primera mano y con una cantidad de recursos mucho mayor.

El APRENDIZAJE A LO LARGO DE LA VIDA, HACIA UNA CIUDADANIA CRÍTICA Y RESPONSABLE, UN HECHO COMUNITARIO.


  • DIFERENTES AMBIENTES EDUCATIVOS,Y EL APRENDIZAJE A LO LARGO DE LA VIDA

¿Consideras  que la sociedad cambiaria más si todas las personas se formaran en otros ambientes que la escuela?
La educación que reciben los niños y los jóvenes siempre determina como será la sociedad. No cabe ninguna duda de que habría cambios muy profundos si más gente se educara en libertad. Cada vez más universidades y empresas tienen en cuenta los expedientes extracurriculares y dan menos importancia al expediente académico en forma de notas. Lo que importa es que lo sabes, lo que sabes hacer, y lo que haces ante las cosas que no sabes.

Hoy se habla mucho de la educación a lo largo de la vida, queriendo decir con ello que la educación no debe reducirse a la escuela ¿te parece más importante aprender a aprender? O solo que se aprendan contenidos.
Éste es un falso dilema. Por un lado, no se pueden aprender contenidos si no se aprende a aprender. Por otro lado, no sirve de nada aprender a aprender y centrarse sólo en la metodología si no hay un contenido que aprender. Otra cosa es que, durante mucho tiempo, se haya interpretado el concepto de “aprender contenidos” como la  mera memorización de datos. Eso no es aprender. Es memorizar. Para aprender hay que memorizar pero también desarrollar la capacidad asociativa. Eso es la inteligencia: saber relacionar las cosas que aprendemos.

  • LA RESPONSABILIDAD EDUCATIVA, UNA TAREA  COMPARTIDA.

¿Quién estimas que tienen que tener la responsabilidad de educar (familia, escuela, sociedad?)
La familia, sin duda. Los padres son los primeros responsables de los hijos. En cuanto sea posible, el siguiente responsable es el propio niño. Y, en tercer lugar, la escuela cuando los padres así lo decidan. Cada uno es libre (o debería serlo) de delegar lo que quiera en quien quiera.

Las acciones educativas no se deben limitar únicamente al espacio escolar, ¿Es preciso conexionar las acciones educativas escolares con las que tienen lugar fuera del centro escolar, en la familia, la comunidad educativa? ¿Puede constituir el homeschooling  una forma de lograrlo?
Sí, si el homeschooling estuviera normalizado en nuestra sociedad se podrían hacer cosas conjuntamente y, como dije antes, cada vez más profesores intentan conocernos para ver qué cosas del homeschooling pueden aplicar dentro de la escuela, lo cual es un cambio en positivo. También hay familias que desearían poder acceder a una escolarización parcial, es decir, educar en casa pero escolarizar para determinadas asignaturas, como puede hacerse en otros países.

La familia y la escuela son los principales agentes de nuestra etapa educativa, sin embargo existe un nexo de unión importante entre ambas instituciones, que SON LOS agentes sociales, ¿Se debería de plantear el hecho de incluir esta figura como guía que les indique el camino en el momento de educar?
Si hablamos de niños escolarizados, es obvio que debe haber una comunicación constante y fluida entre la familia y la escuela para que, en la medida de lo posible, sigan una misma línea a la hora de educar. Si esa comunicación no se da o es problemática, entonces pueden entrar los agentes sociales, pero creo que debería ser la excepción y no la norma.
En el caso de los homeschoolers la mayoría de familias investigan mucho y se forman para poder dar una educación adecuada a sus hijos. Siempre que sea su decisión y no un imposición legal, la participación de los agentes sociales será positiva.

¿Has echado de menos a algún profesional que compaginara el ámbito educativo y social durante el proceso?

En mi caso, personalmente, no. Más bien al contrario. He agradecido que nadie se implicara en esta cuestión si yo no se lo pedía. Las familias homeschoolers suelen apoyarse mucho mutuamente, se cuentan sus casos para que sirvan de ejemplo, se reúnen, comparan ideas, iniciativas, aciertos y errores y eso en ocasiones es mucho más eficaz que la opinión de un profesional.

LA PARTICIPACIÓN DEL EDUCADOR SOCIAL EN ESTA ALTERNATIVA

¿Cuáles  crees que son los motivos por los que no se animan más familias?
En España uno de los frenos es la falta de legalización y el desconocimiento a nivel social. La presión a que se somete a las familias a veces es demasiado grande. Muchas familias se animarían a educar en casa si fuera legal, si no tuvieran que estar todo el tiempo dando explicaciones, si supieran que sus hijos podrán titularse a la misma edad que los demás y si hubiera suficientes familias para formar una comunidad grande y estable.

¿Crees que si hubiese una figura intermediadora se animarían más familias a participar en el movimiento?
No. En realidad no lo vemos como un movimiento sino como una decisión puramente personal/familiar. Si tuviéramos más visibilidad no hay duda de que se animarían más familias. Hay todavía mucha gente que no sabe que esta forma de educar existe y no sabe que hay familias haciéndolo en España.

¿Crees que la figura del educador social podría tener un papel importante en el acompañamiento junto con otros agentes educativos en esta alternativa?
Como dije, lo sería siempre que fuera por decisión de las propias familias, pero normalmente quienes no han educado en casa no comprenden bien qué es y cómo funciona esta alternativa, por más formación y buenas intenciones que puedan tener.

La presencia del educador social en ese proceso, ¿Aumentaría el número de casos? ¿Qué funciones consideras que desempeña?
Remito a pregunta nº 27


miércoles, 13 de mayo de 2015

Entrevista realizada por una estudiante universitaria



Todos los meses recibo uno o dos emails de estudiantes, normalmente del Grado de Educación, que quieren entrevistarme como parte de su trabajo de campo para alguna asignatura que están cursando. En estos días he respondido a esta entrevista de Natalia, que quiero compartir con vosotros porque no es sólo sobre homeschooling, sino sobre educación en general, y creo que puede dar pie a un interesante debate sobre varios temas. Las respuestas son breves, obviamente habría mucho que decir sobre cada una de las preguntas.



¿Cuál consideras que es la etapa educativa más importante para un niño? ¿Por qué?

Aunque todas las etapas tienen su importancia, la educación infantil (de 0 a 6 años) es especialmente crítica, pues sienta las bases del futuro del niño. Con ello no me refiero a la escolarización infantil sino a su educación, tanto si se da dentro de un centro escolar como si se da en casa, opción que considero preferible siempre.

 
¿En qué pilares se basa la libertad educativa y las pedagogías alternativas?

La libertad educativa se basa en la existencia de diversas opciones (cuantas más, mejor) y en el respeto por la opción que cada familia decida escoger. Las pedagogías alternativas son sólo una de estas opciones dentro del amplio abanico que un contexto de libertad educativa real ofrecería. Son “alternativas” al sistema escolar oficial y tradicional. Suelen basarse en el respeto por los ritmos y los intereses del niño, en el aprendizaje transversal (no dividido en asignaturas) y en dar voz y voto al niño sobre su propio proceso educativo, poniendo el énfasis en el aprendizaje y no en la enseñanza.

 
¿Cuáles crees que son los puntos débiles de la LOMCE, ley educativa vigente?

La LOMCE, como cualquier otra ley educativa, falla en su premisa básica: que la escolarización debe ser obligatoria y que debe haber un modelo único para todos. Creo que no merece la pena entrar a debatir y analizar los detalles mientras esa premisa no cambie.
 

¿Qué beneficios tiene sobre la educación de un niño la posibilidad de elegir y tomar la iniciativa sobre su proceso de aprendizaje en la escuela? Y, por el contrario ¿qué problemas podría ocasionar?

El beneficio es que necesariamente toma consciencia de lo que es su proceso de aprendizaje y de que sus decisiones tienen consecuencias (tanto las buenas como las malas). Las dificultades se dan cuando se da al niño más responsabilidad de la que por su madurez y su carácter puede asumir. Es tarea del adulto observar y conocer a cada niño para saber hasta dónde se le puede pedir que tome este tipo de decisiones.

 
¿Consideras que un niño debería tener potestad para decidir sobre su proceso educativo a pesar de que con su corta edad no haya llegado a una etapa de madurez suficiente?

La madurez no va ligada a la edad de una manera matemática. Como dije antes, es el adulto quien tiene que observar y escuchar al niño, ver sus reacciones y procurar no causarle un estrés innecesario exigiéndole que tome decisiones para las que tal vez no está preparado. A menudo se comete el error de confundir la educación libre con dejar al niño solo ante su proceso de aprendizaje. Darle libertad en su educación no significa que los adultos nos tengamos que apartar y dejarle que descubra el mundo a solas. Nuestra función consiste en poner recursos e ideas a su disposición, para que pruebe y descarte cuantas quiera.
 

¿Cuáles son las principales diferencias entre esta educación y la regulada en España?

En España existe un sistema de modelo único. Aunque se habla de atención a la diversidad y otras expresiones grandilocuentes, lo cierto es que la educación es igual para todos. Ésa es la diferencia. En la educación libre el proceso se personaliza, se da a cada niño lo que necesita, independientemente del modelo de preferencia. 

 
¿Por qué crees que el gobierno no toma la iniciativa de regularla?

Porque somos unos miles y no unos millones. No somos votos, por tanto, no les mere la pena arriesgar los votos de otras personas por satisfacer la necesidad de unos pocos.
 

¿Cómo de importante es y por qué que exista una fuerte relación entre los centros de estudios y las familias?

Los centros docentes trabajan con niños y jóvenes cuyos primeros y máximos responsables son los padres. Sin las familias, nada de lo que suceda en los centros educativos tiene sentido. Los padres deberían tener acceso libre a los centros y deberían ser escuchados en sus quejas, sugerencias y peticiones.


Qué campos educativos consideras que deberían reforzar los colegios?

Creo que ésa es una decisión que compete únicamente a cada centro. En una situación de verdadera libertad, el centro decidiría cuáles son sus objetivos y, en función de ellos, decidiría su proyecto pedagógico y su modelo. Así, cada familia podría elegir el centro que ofreciera unos objetivos idénticos o similares a los de la propia familia. Una familia que considerase que la escuela debe servir principalmente para la transmisión de conocimientos, elegiría el colegio que ofreciera eso. Una familia que priorizase la educación emocional, elegiría obviamente un centro muy distinto.

 
¿Cuáles son las primeras habilidades que desarrolla un infante?

La primera etapa es puramente sensorial. Los humanos nacemos armados con cinco herramientas que nos permiten explorar el entorno: los cinco sentidos. A través de esta experimentación comienza a desarrollar la motricidad y, al mismo tiempo, establece un vínculo afectivo con sus cuidadores. Por eso la educación infantil es crucial, desde el nacimiento.

 
¿Crees que es positivo o negativo que un niño se relacione con otros de mayor o menor edad que él?

Es sin duda positivo que se relacione con personas de todas las edades, no sólo con otros niños. Y también es fundamental que aprenda a tomar sus propias decisiones sobre la gente con la que se relaciona. Que pueda decidir cuál es el tipo y el grado de relación que tiene con cada uno, que no se le obligue ni se le impida ninguna relación (a menos que sea claramente perjudicial, obviamente).
 

¿Qué significa para usted la frase ‘’respeto a cada individuo en su desarrollo individual?

Para mi es una obviedad. Si no respetas el desarrollo individual, lo dificultas, te conviertes en un obstáculo para que el mismo se de. Este respeto difícilmente puede darse en el actual sistema escolar, donde se exigen unos objetivos iguales para todos y se aplica a todos el mismo método. Cuando se respeta el desarrollo individual, éste progresa de manera mucho más fluida y natural.
 

¿Cuál sería el máximo de alumnos en una clase para que el maestro pueda centrarse en los talentos, dificultades y particularidades de cada uno?

Depende. Ahora muchos padres y también muchos profesores exigen ratios cada vez menores pero pienso que una ratio alta no es impedimento para que se de una atención personalizada si el profesor está suficientemente capacitado, formado y motivado. En la pedagogía Montessori, por ejemplo, 40 niños por aula se considera una ratio adecuada. Para mi lo ideal es el homeschooling, donde cada padre/madre se ocupa de sus hijos (sea uno o más) pero donde también se hacen actividades en grupos y, lo que es mejor, grupos heterogéneos con gente de diferentes edades y con diferentes aptitudes e intereses. Porque hoy en día se hace mucho hincapié en la ratio baja para que el alumno tenga una atención más personalizada de parte del profesor, pero tal vez se está dejando de lado la importancia de la interacción entre alumnos (e, insisto, mejor entre alumnos de diferentes edades e incluso de otros adultos). Cuando tienes buenos profesores y alumnos motivados la ratio no es un factor determinante del proceso ni del resultado.

 
¿Cuál crees que es el motivo de los altos porcentajes de fracaso escolar en España?

Si entendemos como “fracaso escolar” el hecho de no titularse (o de no hacerlo a la edad correspondiente), no le doy ninguna importancia. Lo que sí es preocupante es el alto grado de analfabetismo funcional que todavía existe en nuestro país. Que jóvenes adolescentes no sean capaces de comprender lo que leen, de expresarse con claridad o de realizar las operaciones matemáticas básicas, eso es lo que debe preocuparnos. El motivo es la política de modelo único que tenemos en educación, donde se pretende educar a todos de la misma forma sin tener en cuenta sus características y dejando que tomen decisiones personas sin criterio pedagógico alguno.

 
Uno de los temas que más me ha preocupado durante mi estancia en el colegio ha sido el elevado peso de la mochila desde primaria. ¿Cuál podría ser una solución a eso?

La solución es fácil: los materiales pueden quedarse en el colegio. Si alguna vez va a hacer falta algo (como un libro o un cuaderno) en la casa, se lleva sólo ese material. No es tan difícil solucionar esta cuestión que además es ya un problema de salud.


En el caso de la libertad educativa, si nos ponemos en el ejemplo de que un niño no está interesado en asignaturas como las ciencias naturales ¿Cuál sería la postura del maestro?

A nadie le interesan todas las cosas todo el tiempo. Yo, por ejemplo, suelo centrarme en uno o dos temas muy intensamente durante un período de tiempo hasta que paso a otros temas. En el caso del niño es lo mismo. Hay que ver si realmente le interesa, o si es que no le interesa en ese momento, o si es que se le ha presentado la materia de una forma que no le ha llegado. Es un error, por ejemplo, dejar que el niño descubra todas las cosas por si mismo. Hay que darle un margen de libertad, cierto, pero la tarde del padre o del profesor es poner los recursos a su alcance. Ningún niño mostrará interés por las ecuaciones si no sabe que existen y que tienen una utilidad, por poner un ejemplo.
 

¿Cuáles son las principales dificultades a las que se enfrenta un niño durante sus primeros años de aprendizaje?

La principal dificultad es la propia escolarización. El aprendizaje siempre es un reto y las dificultades forman parte de él, no tienen que considerarse necesariamente como un factor negativo. Pero a veces les ponemos trabas innecesarias, como intentar que sepan leer antes de estar preparados para hacerlo (no es una cuestión de edad, sino de madurez, cada uno llega en un momento distinto) o como obligarles a “aprender” cosas que no les interesan en absoluto, o que les interesarían si se les presentaran de otra forma. En definitiva, creo que las principales dificultades vienen por estar rodeados de adultos que impiden el aprendizaje (con sus mejores intenciones, eso no lo pongo en duda).
 

¿Cuántas horas crees que debería dedicar un niño a tareas y deberes fuera del colegio (en una edad comprendida entre los 7 y los 10 años)?

Depende de cómo esté configurada la educación que recibe y depende de lo que entendamos por “tareas y deberes”. Si las tareas son del tipo “haz quince frases con la palabra “primavera”” creo que no debería dedicarles ni un minuto a menos que el propio niño lo elija. Ahora, si las tareas tienen sentido dentro del conjunto de la educación que está recibiendo, entonces no hay ningún problema en que las haga ni ningún límite de tiempo. Si la tarea consiste, por ejemplo, en elegir un tema y buscar información para después explicárselo a sus compañeros, es probable que el niño pase toda la tarde inmerso en esa búsqueda de información. Es decir, no se trata de las horas sino del sentido y el propósito de esas tareas.
 

¿Qué ventajas tienen las actividades extraescolares para el desarrollo de un niño?

De nuevo la respuesta es: depende. Depende de qué tipo de actividades haga, de si las ha elegido él y de si las hace con gusto. Como en el caso de los deberes, no se trata de cuánto tiempo se le dedique sino del sentido que tengan para el niño. Las actividades que no han sido elegidas libremente y que no se hacen con gusto, o a las que el niño no encuentra sentido, no tienen ninguna ventaja. Tal vez sólo a muy largo plazo, como el clásico caso del niño que fue obligado a tomar lecciones de piano en contra de su voluntad y cuando ya es adulto “agradece” que en su día se le obligara. Pero, desde mi punto de vista, esta gratitud no justifica el hecho sino que más bien es una especie de síndrome de Estocolmo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...